EL ENEAGRAMA Y LA FUERZA. CARÁCTERES EMOCIONALES, SU PODER PERSONAL

CARÁCTERES EMOCIONALES, SU PODER PERSONAL.

Este es el primer artículo de una serie de tres en que voy a explicarte cómo cada uno de los 9 tipos del eneagrama (eneatipos) pierde su fuerza y poder personal, cual es tu FÓRMULA PERSONAL E INTRANSFERIBLE  y cual es el camino que utilizó para su recuperación en mi programa TOMA TU FUERZA – MAESTRÍA EN TI MISMO. 

VAMOS A EMPEZAR POR LOS EMOCIONALES (ENEATIPOS 2, 3 Y 4)

Pero antes quiero ofrecerte de forma breve la historia del Eneagrama.

Breve Historia del Eneagrama

Ya en el siglo XIII, el místico Ramón Llull utiliza el símbolo del eneagrama para situando en ellos los nueve vicios humanos y los nueve atributos divinos. 

Gurdjieff en 1916 presenta de nuevo los eneagramas sin hablar de tipos de personalidad aunque si estaban muy implícitos en todo sus trabajos iniciáticos.

Es en 1954 cuando Oscar Ichazo incorpora en el símbolo del eneagrama los nueve tipos de personalidad, siendo en 1970 cuando lo divulga entre diversos psicoterapeutas entre ellos el psiquiatra Claudio Naranjo, siendo este posteriormente su principal investigador y divulgador junto con Helen Palmer, Don Richard Riso y otros.

El eneagrama se ha convertido en una eficaz herramienta de trabajo tanto para terapeutas y psicólogos como para empresarios, guionistas y actores.

Actualidad del eneagrama

Se puede decir que el Eneagrama se ha convertido en una herramienta muy eficaz para el autoconocimiento y el desarrollo personal.

Desde mi trabajo con la fuerza personal contemplo el eneagrama como un valioso mapa que muestra las nueve formas básicas en que las personas perdemos nuestra fuerza y nuestro poder personal, al mismo tiempo que nos da a conocer los nueve caminos para recuperarla y acceder a nuestro poder personal.

En el camino de recuperar y tomar tu fuerza se transforma por completo la visión que tienes de ti mismo, de lo que consideres que es tu identidad y esto lo cambia absolutamente todo.

A continuación paso a explicarte cómo cada uno de los eneatipos pierde su fuerza y poder personal y cual es el camino que utilizo para su recuperación en mi programa TOMA TU FUERZA – MAESTRÍA EN TI MISMO.

Eneatipo 2. El Orgullo o el amor lo es todo.

Son personas de comportamiento orgulloso, dependiente y adulador. de fondo pretende que los demás le hagan feliz y pierde gran cantidad de fuerza en seducir a los demás para que lo hagan. Obviamente nunca lo consigue de la forma en que lo desearía y entra en una profunda tristeza ya que le cuesta mucho reconocer y disfrutar de lo que “si está recibiendo ya”

Su principal deseo es sentirse amado o amada, por eso adopta una estrategia de vivir por y para los demás ayudando en todo y a todos, buscando ser imprescindible en la vida de los demás. Acaba creando relaciones de codependencia que no acaban de contrarrestar su falta de amor propio.

Se le va toda la fuerza en el adular y halagar a los demás para caer bien , buscando el mismo trato. Puede llegar a atosigar pues cree saber mejor lo que le conviene a la otra persona que el propio interesado, dando consejos y orientaciones, para finalmente ponerse por encima de quien pretende ayudar

Una mezcla de infantilismo, manipulación y egoismo mal disimulado le hace perder todo su poder personal. Entonces toca fondo y estas personas se sienten profundamente abandonadas, indefensas e inferiores.

Descubre que realmente no sufre por las relaciones que ha perdido, sino por “como se ha perdido en los demás”. 

Descubre que se ha olvidado de atender sus necesidades y cultivar su amor propio.

Lo que le ayuda al eneatipo dos a recuperar su fuerza y poder personal.

Aprender a estar solo es lo que favorece que renazca su amor propio “amarse a si mismo” incondicionalmente” descubriendo lo que realmente quiere y necesita para ser feliz por si mismo. Ser su mejor amigo o amiga.

Dejar de ayudar compulsivamente le ayuda le ahorrará muchos disgustos en el futuro, ya que dejará de ayudar para conseguir cariño, afecto o amor.

Atreverse a pedir ayuda en lugar de enfadarse por no recibirla sin pedir, es una de las claves de la recuperación de fuerza y poder personal para el eneatipo dos. Esto junto con el dejar de entrometerse en la vida de los demás es el gran cambio a realizar.

FINALMENTE

Se convierte en una persona que realmente ama a los demás, es útil y contribuye positivamente al mundo.

Se torna  una persona altruista y desinteresada, genuinamente amable y atenta. Desprende un gran atractivo que hace que los demás quieran estar con ella, ya que por añadidura se convierte en una persona muy empática y generosa al lograr ser realmente independiente y respetuosa con respecto a los demás.

Se ama realmente a sí mismo, siendo humilde. Al no necesitar de los otros ni depender de ellos se siente verdaderamente libre para ser quien es.

Eneatipo 3. La Vanidad o seamos auténticos.

Son personas que se valoran por lo que hacen, consiguen o aparentan en lugar de por lo que son. Pierden su fuerza al invertir gran parte de su energía en ello, buscando adquirir un cierto estatus social y/o financiero.

De fondo se da una sobreadaptación al medio logrando saber antes que el otro que necesita o cómo quiere sentirse y proporcionándole a cambio de reconocimiento o valoración..

Con frecuencia hay una adicción al trabajo, ya sea por imagen, por automatismo o porque no sabe decir no.

Alérgico a los conflictos puede rozar la hipocresía con tal de evitarlos, aunque lo que realmente hay de fondo es que no sabe que siente de tanto adaptarse y preveer los sentimientos del otro.

Su gran temor es el fracaso ya que muy disimuladamente se aprecia muy poco a si mismo ya que de continuo tiene la sensación de no dar la talla y de tener poco poder personal.

El punto débil, inevitable es la vergüenza ya que tiene miedo a que se desmonte su disfraz o máscara social de hacer las cosas como se tienen que hacer, aunque esto último puede hacerlo variar según crea conveniente en cada momento, lo que le puede llevar a la duda, la confusión y finalmente el bloqueo.

Cuando toca fondo aparece la creencia de que nada ni nadie tiene valor, finalmente se da cuenta de que no ha sido fiel a sus valores y que no ha priorizado lo que de verdad le importa.

Lo que le ayuda al eneatipo tres a recuperar su fuerza y poder personal.

Dejar de estar pendiente de la mirada valorativa de los demás y atreverse a descubrir cómo es realmente.

Ser honesto u honesta aunque sea el paso mas difícil es el primero, honestidad entendida como dejar de autoengañarse y hacerse trampas al juego del solitario.

Vencer el miedo a la sensación de fracaso. Valorar que es lo que realmente más le importa, pasando de la opinión y valoración de los demás, o sea, atreviéndose a afrontar el posible fracaso social o ante la sociedad o su entorno social.

Algo que aparentemente es facil, pero que para un eneatipo tres presenta dificultad es el disfrutar del ocio y valorar el descanso, pasando tiempo de calidad con la familia y los amigos.

Asumir que haga lo que haga siempre va a tener detractores o criticos y que por lo tanto es muy interesante empezar a quitarse la careta y dejar ver lo que realmente hay, autenticidad

FINALMENTE

Cuando el eneatipo tres toma su fuerza y su poder personal sigue su dicha y hace lo que ama sin importarle lo que piense la gente.

Se convierte en una persona que detecta y aprecia el valor intrínseco de cada persona con la que interactúa, haciéndoles sentir valioso, ya que ha dejado de competir. Se vuelve una persona colaboradora comprometiéndose con el éxito grupal.

Autenticidad, conexión y valía son los aspectos que manifiesta una vez recuperada su fuerza y poder personal.

Eneatipo 4 , La Envidia o soy singular

Son personas que en lo profundo se sienten inadecuadas y menos que los demás.

De fondo tienen la sensación de ser inferiores y que por eso los demás les rechazan. Encuentran a faltar algo esencial para poder ser feliz y equilibrado,hay un complejo y tormento de fondo en mayor o menor medida.

 

En la búsqueda de encontrar eso que le hace falta invierte gran cantidad de tiempo y energía.

Cuanto más busca más se pierde en su propio laberinto “de tanto mirarse deja de verse”

Con facilidad acaba en el drama produciéndose una paradoja: como no puede verse acaba reconociéndose en lo que otros ven de él o ella, por lo que se produce una concepto de sí mismo distorsionado. Es como un juego de espejos en el que se acaba perdiendo y perdiendo su fuerza y con una misma de sí mismo como alguien defectuoso.

 

Todo esto acaba en un auto-empacho  y empieza desatender sus necesidades emocionales, acabando en un ciclo de manipulación y chantaje del otro para conseguir lo que emocionalmente desea y que al ser falso acaba por no satisfacer.

 

Le sienta bien soltar el pasado y aquello doloroso que tienen los recuerdos de su infancia y si deja de dar importancia a su emocionalidad logra conectar con lo que realmente sucede dejando de contarse las “historias que siempre se cuenta”.

 

Se podría resumir todo en “tomarse unas vacaciones de sí mismo” dejando de autoterapeutizarse o autoanalizarse, vacaciones de un exceso de auto introspección., vamos que al dejar de colocarse como centro del universo descubre la posibilidad de que el universo juega a su favor, es aquí donde puede recuperar su fuerza y ser feliz.

Finalmente

Cuando el eneatipo cuatro toma su fuerza y poder personal se convierte en una persona ecuánime gracias a que se siente tranquila al ver lo bueno en lo malo y lo malo en lo bueno, comprende que no existe ni lo uno ni lo otro por lo que se convierte en una persona estable, sin picos ni torbellinos emocionales, manteniéndose en un punto intermedio.

 

Al tomar su fuerza estas personas se sienten alegres y felices con la vida sabiendo conformarse con lo que obtienen, disfrutando con lo que es.

Todos los Eneatipos viven una especie de "Día de la Marmota"

 

A veces, tenemos la sensación, de estar viviendo siempre la misma historia, ya sea en la profesión, las relaciones, en nuestro vínculo con el dinero, ante decisiones que no nos atrevemos a tomar…

El otro día me acordé de una “simpática” película, y lo pongo entrecomillado, pues me temo que para el pobre protagonista no era precisamente una situación graciosa.

Por si no la has visto, va de un hombre, PHIL CONNORS al que le suena el despertador a la misma hora cada día, las 6.00 de la mañana…

Con la misma musiquilla (que al final le coges cariño y todo), pero en lugar de avanzar, él vive el mismo día una y otra vez.

Concretamente, creo que en total, unas 38 veces… ¡pobre! jejejejjee

Phil, tiene que ir haciendo mejor las cosas hasta que por fin, al final de la película, se ha transformado (lo que ha aprendido que no hacía bien) y se levanta en un nuevo día.

No se si también te pasa a ti que, a veces, te sientes un poco como el pobre Phil…

Atrapad@ en el tiempo y con la sensación de no poder avanzar, como si hicieses lo que hicieses, estuvieses en una rueda de hámster permanente.

La buena noticia, es que al final, nuestro protagonista logró desbloquear su vida y pasó de pantalla.

 Una Propuesta

Phil, encontró cómo hacerlo, pasó a la acción, y eso es justamente lo que vamos a hacer juntos en un Zoom, el próximo día 9 de enero, en el Reto Online Gratuito de Activación Personal e Instransferible.

Y luego tendremos 2 encuentros más…

No continúes en el Día de la Marmota y vente a pasar un buen rato, como los que pasamos con los alumnos de la primera y segunda edición de Toma tu Fuerza.

Como Phil, ellos consiguieron salir de la parálisis, trazaron un plan concreto para pasar a la acción y hacer los cambios que los ha llevado a activar su fuerza y poder personal.

Apúntate al reto ahora… y ¡Desbloquea tu Vida!

Clica encima de la naríz de la Marmota y reserva tu plaza en el reto online

Deja un comentario