El viaje del héroe, en busca de la fuerza.

Antecedentes

En busca de la fuerza interna y la autotrascendencia, el ser humano ha explorado diversos caminos para comprender su existencia y encontrar un propósito más elevado. Uno de los enfoques más fascinantes y transformadores en esta travesía es el llamado «Camino del Héroe», un concepto que ha sido abordado por numerosos autores y ha resonado profundamente en aquellos que buscan el desarrollo personal, la toma de fuerza y poder personal y la conexión espiritual.

En este artículo, exploraremos las enseñanzas de algunos de estos escritores y cómo sus ideas se entrelazan con la terapia transpersonal y la espiritualidad.

¿Qué es el viaje del héroe?

El Camino del Héroe, también conocido como el Monomito, es un patrón narrativo que ha sido identificado por el famoso mitólogo Joseph Campbell en su obra «El héroe de las mil caras».

Campbell investigó mitos y leyendas de diferentes culturas y descubrió que compartían una estructura común: el héroe emprende un viaje de autodescubrimiento y superación de obstáculos para alcanzar una transformación personal. 

Uno de los autores contemporáneos más destacados en este campo es el psicólogo y escritor estadounidense Carl Gustav Jung. Jung desarrolló la teoría del inconsciente colectivo y la individuación, procesos que se relacionan con el Camino del Héroe. 

Según Jung, el individuo se enfrenta a una serie de desafíos internos y externos que le permiten crecer y encontrar un sentido más profundo de sí mismo. Al embarcarse en este viaje, el héroe se adentra en lo desconocido y se enfrenta a sus propios demonios internos para tomar su fuerza y alcanzar la integración y la plenitud.

Otro autor fundamental en la comprensión del Camino del Héroe es el psicólogo y escritor estadounidense Abraham Maslow, conocido por su teoría de la jerarquía de necesidades. Maslow sostiene que el ser humano busca constantemente la autorrealización, un estado en el cual se alcanza el máximo potencial y se experimenta un profundo sentido de significado y propósito en la vida. Este proceso de autorrealización puede entenderse como un recorrido del héroe, en el que el individuo enfrenta desafíos, se conecta con su verdadero ser, expandiéndose hacia su pleno desarrollo y toma de poder personal .

En el ámbito de la terapia transpersonal, uno de los autores destacados es Stanislav Grof. Grof ha explorado los estados alterados de conciencia y ha desarrollado una forma de terapia conocida como Respiración Holotrópica, que permite acceder a experiencias profundas de trascendencia y sanación. Para Grof, el Camino del Héroe implica enfrentar los aspectos oscuros de uno mismo y trascender las limitaciones de la identidad egoica, abriendo así las puertas a una conexión más profunda con el universo y la divinidad.

En el contexto de la espiritualidad, el escritor y antropólogo  estadounidense Castaneda describe un símil al «camino del héroe» en los libros de Castaneda implica un proceso de autodescubrimiento, desafío de las creencias limitantes, enfrentamiento de miedos y la búsqueda de un propósito más elevado. A través de sus experiencias con Don Juan (que ejerce el papel de guía o maestro), Castaneda aprende a expandir su percepción de la realidad, a cuestionar sus suposiciones y a desarrollar una mayor conciencia de sí mismo y del mundo.

De alguna manera todos somos grandes o pequeños héroes transitando nuestra senda vital y cada una de las aventuras que contamos, habla de nosotros. Citando a Joseph Cambell

“Todos los héroes han recorrido el sendero, el camino es conocido, hay que seguir la huella del héroe. Donde pensamos encontrar un monstruo encontraremos un Dios, donde pensamos en matar a otro, nos mataremos a nosotros mismos, donde habíamos pensado viajar al exterior, llegaremos al centro de nuestra existencia, y donde habíamos creído estar solos, estaremos con todo el mundo.”  Joseph Cambell

Fases del camino del héroe según Joseph Cambell

  • Mundo ordinario: El héroe comienza en su entorno normal antes de que empiece la aventura. Aquí se establece la rutina y se revela la vida cotidiana del héroe.
  • Llamado a la aventura: El héroe recibe un llamado o una invitación para embarcarse en una aventura o enfrentar un desafío. Al principio, puede resistirse o dudar en aceptar el llamado.
  • Rechazo del llamado: El héroe puede negarse a aceptar el llamado debido a miedo, dudas o responsabilidades previas. Sin embargo, eventualmente, algo o alguien lo convence para aceptar el desafío.
  • Encuentro con el mentor: El héroe se encuentra con un mentor, un personaje sabio o una figura que le brinda orientación, sabiduría y herramientas para enfrentar los desafíos que le esperan.
  • Cruzando el umbral: El héroe abandona su mundo ordinario y se adentra en un nuevo mundo o realidad desconocida. Este paso marca el comienzo de la aventura propiamente dicha.
  • Pruebas, aliados y enemigos: El héroe se enfrenta a una serie de pruebas, desafíos o pruebas de habilidad. Durante este proceso, encuentra aliados que lo apoyan y enemigos que le obstaculizan.
  • Acercamiento a la caverna más profunda: El héroe se acerca al centro de la historia, a menudo representado por una cueva o un lugar peligroso. Aquí enfrenta su mayor desafío o confronta sus miedos más profundos.
  • Crisis y muerte simbólica: El héroe experimenta una crisis que lo lleva a enfrentar la muerte simbólica. Puede ser física o metafórica, pero es un momento de transformación profunda y trascendencia.
  • Resurrección y transformación: Después de enfrentar la muerte simbólica, el héroe renace o se transforma. Surge renovado, con una mayor comprensión de sí mismo y del mundo que lo rodea.
  • Regreso con el elixir: El héroe regresa al mundo ordinario llevando consigo el elixir, un conocimiento, un objeto o una recompensa especial que beneficiará a su comunidad o a la humanidad en general.

El viaje del héroe desde una visión humanista.

El héroe de nuestros días se identifica con el triunfador, el que supera hazañas extraordinarias narradas con el lenguaje del cómic o de las películas de superhéroes. 

Desde una visión más humanista la figura del héroe se traduce como el Buscador. Citando al gestaltista Francisco Peñarrubia “no es un acto de coraje sino de autoconocimiento y sus peripecias señalan las crisis interiores, los descubrimientos y los enigmas, los aciertos y errores de un proceso”  

Claudio Naranjo llamó a este proceso “el drama de la autorrealización”.
Mientras que el  mapa de Campbell se estructura a partir de tres ejes principales: 

  • separación (el héroe o buscador debe abandonar la familia y lo conocido)
  • iniciación (con sus pruebas, victorias y derrotas)
  • regreso (vuelta a casa para transmitir lo aprendido). 

Claudio Naranjo habla de un doble viaje místico, con dos apogeos o victorias y en medio un descenso o caída, lo que se ha llamado “la noche oscura del alma”.

La visión Humanista ve la búsqueda de autoconocimiento como un proceso de despertar. El despertar como razón de ser de la travesía de todo buscador: un viaje desde la ignorancia y pereza neurótica al compromiso consigo mismo

El mito del héroe acorazado

Este mito es un visión que se hizo popular entre los terapeutas humanistas de finales de los años ochenta del siglo pasado, a partir de la publicación en español del libro de Robert Fisher “El caballero de la armadura oxidada”. En este libro se presenta un viaje en que el caballero se va liberando poco a poco de su armadura, armadura esta que lo aísla de los demás y del contacto consigo mismo. Un libro, en su momento, ampliamente ampliamente recomendado por terapeutas a sus clientes masculinos.

Fases de transformación del héroe acorazado

  • Ignorancia y arrogancia: Al comienzo de la historia, el caballero vive en la ignorancia de sí mismo y de los demás. Está obsesionado con su armadura y se considera superior a los demás.
  • Despertar de la conciencia: A medida que avanza la historia, el caballero empieza a darse cuenta de que su armadura oxidada lo ha mantenido separado de los demás y lo ha impedido experimentar la vida plenamente. Comienza a sentir un profundo vacío y se da cuenta de que necesita cambiar.
  • Búsqueda de sí mismo: El caballero emprende un viaje en busca de su verdadero yo. Recorre diferentes lugares y se encuentra con personajes que lo desafían a reflexionar sobre su identidad y sus acciones. Durante esta fase, el caballero enfrenta diversos obstáculos y desafíos.
  • Confrontación con sus miedos y limitaciones: A medida que el caballero progresa en su viaje, se enfrenta a sus miedos y limitaciones internas. Descubre que ha estado evitando sus emociones y que necesita enfrentarlas para crecer y encontrar la verdadera felicidad.
  • Transformación y aprendizaje: A través de sus experiencias y las enseñanzas de los personajes que encuentra en su camino, el caballero comienza a transformarse. Aprende a valorar el amor, la amistad, la empatía y la conexión humana. Comprende que la armadura simbólica que lo protegía también lo había aislado y le impedía experimentar la plenitud de la vida.
  • Redención y regreso a casa: El caballero, habiendo aprendido las lecciones necesarias, se redime y decide regresar a casa para compartir su sabiduría y amor con los demás. Al regresar, muestra un cambio profundo y se reconcilia con su familia y su comunidad.

Una visión actual del viaje del héroe.

 

“El próximo Buda será una Sangha”   (Thich Nhat Han 1926-2022)

Sangha es una palabra del sánscrito , utilizada por Thich Nhat Han para hacer referencia a un grupo de seres poseedores o en búsqueda de un grado de realización

Muy recientemente se está modificando la visión del héroe y su búsqueda, ya que tenemos a nuestra disposición una gran cantidad de información casi a nivel instantáneo sobre teorías, módelos y prácticas. Era algo impensable hace 40 años, que al mismo tiempo facilita y dificulta.

El gran reto para las personas que enseñamos, o que guiamos en fragmentos del camino del despertar es  NO CREAR DEPENDENCIA.

Nosotros mismos hemos recibido lo que sabemos de manos de MAESTROS E INFLUENCIAS que se movían dentro del paradigma “YO TENGO ALGO PARA TI QUE TU NO TIENES”, esto ya no funciona, el nuevo paradigma es “TENEMOS ALGO NUEVO AHÍ, SI QUIERES PUEDO ACOMPAÑARTE A MIRAR”

De alguna manera hemos de superar el “como nos enseñaron” , desde una nueva motivación; saber que la energía del despertar de los seres humanos es más intensa y veloz al mismo tiempo que la dispersión de la información atonta más.

El camino del héroe es más rápido y se produce en ciclos continuos de forma casi cotidiana. El gran aprendizaje para las personas es aprender a transitarlo, al principio y a veces con un guía aprender a reconocer también quienes están  en eso (la Shanga) y transitarlo solo y TOMAR LA FUERZA QUE HAY EN ÉL, todas las múltiples veces que se presente.

Durante seis meses, si quieres, te acompañamos a hacerlo en FORMACIÓN TOMA TU FUERZA, Maestría en ti mismo.

CLICA AQUÍ PARA VERLA

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *